Difusor una gran alternativa sin llama

Si deseas tener un olor agradable en tu casa pero las velas aromaticas no son una opción debido a la seguridad aprender a usar un difusor.

CUIDADO DEL DIFUSOR

Difusores: la alternativa sin llama para las fragancias del hogar

Lo primero es lo primero: hablemos de seguridad .

Mantén tus difusores alejados de los niños y las mascotas.

No ingieras aceite de fragancia. Comunícate con tu médico o con el centro de control de intoxicaciones inmediatamente si ocurre una ingestión accidental.

Coloca los difusores en una superficie plana y estable, en un área donde no se vuelquen ni se alteren.

Nunca coloques un difusor directamente sobre una superficie terminada ni permitas que el aceite aromático entre en contacto con una superficie terminada.

Los aceites del difusor pueden causar daños permanentes a muchas superficies, telas o materiales amueblados.

  • Utiliza un plato, un posavasos y mucho cuidado.
  • Nunca enciendas los extremos de las cañas difusoras.
  • Mantén los difusores alejados de las llamas abiertas y el calor.

Difusores de aromas

Ahora que cubrimos esas bases, analicemos cómo los difusores de habitación pueden hacer que la habitación sea increíble.

Coloca tus difusores en la habitación un día antes de que lleguen tus invitados. Los complejos aceites de fragancia y / o aceites esenciales saturan las cañas o el sistema de liberación y entregan una fragancia continua a la habitación.

Si tú eres del tipo que les gusta más fragancia en la habitación, coloca discretamente más de un difusor en la habitación, o retira CUIDADOSAMENTE e invierta la dirección de las cañas.

Sin embargo, ten cuidado: si gotea o arroja ese aceite sobre una superficie terminada, podrías causar daños; Lo mejor es hacerlo (con cuidado) sobre un fregadero o en algún otro lugar alejado de la mesa o el piano.

Busca fragancias que se adapten a ti, a la habitación y a la hora del día. Algunas fragancias y aceites esenciales pueden dominar fácilmente una habitación pequeña, mientras que otras son mucho más sutiles.

Las fragancias cítricas y florales son buenas para habitaciones abiertas, aireadas y grandes, y normalmente necesitan menos cañas para crear el efecto deseado; así que no tengas miedo de quitar una caña o dos si encuentras que ese es el caso.

Las notas de madera y las resinas, por otro lado, son increíbles, pero a menudo requieren más cañas o difusores dispersos por la habitación para crear el ambiente que estás buscando.

Rellena y repón los niveles de aceite de la fragancia cuando la botella esté medio vacía. Reemplaza las varillas de caña cada seis meses.

No tengas miedo de mezclar y combinar fragancias para que coincidan con tu estilo personal.

Usa difusores de fragancia en una mesa auxiliar o en un estante de libros para dar altura cerca de marcos de fotos, libros y otros artículos. Como un florero, las diferentes alturas pueden agregar interés al espacio.

A diferencia de una vela, busca áreas donde las corrientes de aire sutiles puedan llevar la fragancia y hacer que fluya por la habitación.

Un ventilador de techo o una ventana abierta a menudo brindan la oportunidad perfecta para impulsar la fragancia a los rincones más alejados de la habitación.

Usa difusores de fragancias cuando no sea práctico tener una llama abierta de esas bellas velas aromáticas.